En uno de los más fértiles y hermosos valles de Galicia, formado en la tercera glaciación del cuaternario, se encuentra esta Villa de la Galicia interior. Asentada al occidente de la sierra de San Mamede, ocupa una vertiente de llanura, bañada por los ríos Maceda, Asadur y Tioira, afluentes del Arnoia, del que actualmente reciben el nombramiento de, Valle del Alto Arnoia, con la «Sierra de San Mamede» velando estoica su evolución histórica.

Es creencia popular que su nombre tiene origen en las continuas luchas que sostenían los señores de Maceda y Xunqueira de Ambia, en las que resultando siempre vencedor el primero; de modo que puso en su escudo la leyenda “Maza da, Yunquera era”, identificándose el con la maza y naciendo de la unión de los términos, “maza y da”, el seudónimo de Maceda.